Mi Carrito
91-198-2885
Categorías
  • registrate for free
Identificador de cliente
Buscar

Blog

Marzo 2, 2012

Haba Tonka, dulce y relajante

El Haba Tonka es la semilla del fruto de un árbol que pertenece a la familia de las fabaceae, originario de America del sur, llamado Dipteryx Odorata, que crece sobre todo en Venezuela, Brasil y Nigeria.
La semilla, extraída del fruto maduro, tiene una forma alargada y mide aproximadamente 3-4 centímetros.

Al principio la semilla es marrón y lisa, luego pasa por un proceso de secado al sol, que le confiere una apariencia arrugada y un color más oscuro, y se cubre de una ligera pátina blanca, la cumarina.

Uno de los primeros usos conocidos está relacionado con el tabaco, especialmente con el de pipa, al que el haba tonka aporta un aroma avanillado. Con el tiempo, sus propiedades aromáticas se han extendido a la cocina: la semilla, rallada, se utiliza en cantidades muy reducidas en la preparación de arroces, pero también de platos de carne o pescado. En repostería el haba tonka se utiliza come sustituto de la vainilla, de la que recuerda mucho el sabor y, justamente por su aroma avanillado – almendrado se combina estupendamente con el chocolate y constituye un precioso ingrediente para aromatizar cremas y salsas.

En las culturas amazonas a las semillas del haba tonka se le atribuyen propiedades mágicas y un valor religioso, por esta razón se utilizan como talismán y se encuentran en adornos, amuletos y collares.
Finalmente, gracias a su propiedades antiespasmódicas, puede usarse en medicina para aliviar dolores abdominales y tos.

El haba tonka contiene ente sus elementos la cumarina, una sustancia de propiedades anticoagulantes que podemos encontrar también en la lavanda, el regaliz, la canela, las fresas y las cerezas. Asumida en dosis muy altas y durante largos periodos, la cumarina puede ser perjudicial para el organismo, por esta razón, en Estados Unidos ha sido prohibido el uso culinario del haba tonka como aditivo.

El haba tonka es ampliamente utilizada en perfumería gracias a gran riqueza y a la variedad de sus notas aromáticas. Las principales son de vainilla y almendra (con acordes acaramelados que recuerdan a la miel) y de otros frutos secos, como pistacho y avellana. Más en profundidad podemos reconocer aromas de tabaco, heno, hierba y especias como canela y clavo.

El haba tonka aporta calor y armonía a las fragancias, situándose – normalmente – entre las notas de fondo y leñosas. Su aroma dulce y relajante tiene el poder de dar serenidad.

Algunos de los más famosos perfumes que incluyen el aroma de haba tonka son, para ella Lolita Lempicka, Lola de Marc Jacobs, Shalimar de Guerlain y para él Zippo Original, Moschino Forever y Burberry Brit.

Los comentarios están cerrados.