Blog

Marzo 27, 2012

Desde Grasse… Michel Almairac

Nacido en Grasse, en 1953, Michel Almairac ha vivido rodeado de fragancias desde que era un niño, pero fue con 15 años, de visita a una fábrica de perfumes, cuando se dio cuenta que la suya era una verdadera pasión. Michel quedó encantado a la vista de aquellas personas en bata blanca, cuyo trabajo le parecía elegante y misterioso, tanto que decidió matricularse en l’École de Parfumerie Roure Bertrand Dupont de Grasse.

Michel se define a sí mismo como pasionario, solitario y determinado, características fundamentales en su trabajo que, como él mismo declara, tiene que desarrollarse con mucha pasión y paciencia. La composición de un perfume requiere humildad y duda, y el proceso de creación puede ser muy largo pero, cuando se consigue justo el olor que se estaba buscando, la satisfacción es indescriptible.

El perfumista francés admite preferir fórmulas breves y sencillas, también debido a una cuestión práctica: si te das cuenta de haberte equivocado es más fácil corregirse. Seguramente, sobre todo al principio, su estilo ha sido influenciado también por cierta pereza: es mucho mejor medir 30 ingredientes que 300! De todas formas Michel no se pone limitaciones: “utilizo los aromas de los que siento la necesidad”, afirma, añadiendo que lo que más estimula su fantasía son las materias primas.

“Crear perfumes es como cocinar”, declara Almairac. Con los mismos ingredientes puedes hacer mayonesa o crema Chantilly, el arte está en mezclar los ingredientes, pero cada uno tiene que cubrir un papel preciso, desarrollar una función en el conjunto. Como sostenía uno de sus profesores, “si un aroma no se nota, significa que no es necesario”.

Michel Almairac ha sido el creador de muchas de las fragancias más famosas como, por ejemplo, Burberry for womanGucci pour HommeZen, Azzaro Chrome e Chloé. Su favorita? Burberry London.

Los comentarios están cerrados.